Ajedrez en el Centro Penitenciario de Albolote(Granada).

La modalidad de ajedrez que hoy denominamos ajedrez social y terapéutico es aplicable en muchos ámbitos y colectivos. En este caso, en un centro penitenciario.

Ajedrez social de Andalucía está legalmente inscrita en el Registro de Entidades, Servicios y Centros de Servicios Sociales.

Esta experiencia que realizamos nos es nueva ya que se ha realizado en otros centros penitenciarios de España e incluso en el propio centro de Albolote. Se trata de volver a llevar el ajedrez a este centro gracias a AVOPRI que nos ha gestionado todos los temas administrativos para llevarla a cabo. En principio hemos contado con 12 voluntarios, estudiantes de la facultad de trabajo social, derecho y Antonio Jiménez Mesa, voluntario social de la zona norte de Granada y voluntarios de Ofecum. A la que tenemos que añadir AulaDjaque como integrante de este programa educativo de la Junta de Andalucía dirigido a los centros escolares pero que no olvida la importancia de la intergeneracionalidad en el ajedrez tanto de jóvenes y mayores como con otros grupos especiales.

A los valores del ajedrez en el ámbito social hay que añadir cognitivo donde se implica el uso del razonamiento, la toma de decisión, trabajan su mente y se sientan mentalmente activos en el centro penitenciario.

Lo recreativo les lleva a pasar el tiempo tanto en los módulos, donde allí hay tableros de ajedrez que son usados por los internos para entretenerse y no pensar en otra cosa, como en las instalaciones generales deportivas y de actividades socio-culturales donde se está ocupando el polideportivo para uso del taller de ajedrez.

Además, como complemento está la opción competitiva, realizando mini torneos de ajedrez que realizamos en el centro.

Se trata de inculcar los valores de respeto, honestidad, responsabilidad, tolerancia, humildad, paciencia, creatividad y perseverancia ante el tablero de ajedrez son los mismos que tienen que regir en la vida como personas en nuestra sociedad.

Voy a jugar una partida con mi colega, debe ser un objetivo prioritario en esta fase, antes de que juguemos partidas contra mi colega. Ahora se trata de aprender a jugar y enseñar a los que no saben.

Leontxo García, hablando del ajedrez en las cárceles, publica en 1992 un artículo que titula: “La cárcel nos quita cárcel” cuenta la experiencia de varios reclusos que se han «rehabilitado a través del ajedrez».

La vida es como un tablero de ajedrez. Malas decisiones nos llevan a consecuencias no deseadas.

La Dirección General de Instituciones Penitenciarias deber promover este deporte, el más barato que existe, en todas las prisiones. No saben el bien que harían; el ajedrez nos quita cárcel.

Esto hace que sea una actividad que puede interesar y ayudar a la reinserción social de los internos del centro.

Además del ajedrez lo complementaremos con diversos talleres de actividad física para que además del desarrollo o mantenimiento cognoscitivo, realicen actividad física. Las propuestas son: expresión corporal (danzas del mundo); tenis de mesa donde pueden jugar de forma individual o por parejas y formar equipos mixtos; deportes de equipo como el rugby, baloncesto; deportes de raqueta como bádminton y actividades atléticas como marcha, entre otras actividades. Además clases teóricas sobre olimpismo, acondicionamiento físico.

Preguntas a los internos sobre el ajedrez.

¿Por qué te has apuntado al taller de ajedrez?

¿Qué lo que más te gusta y lo que menos te gusta del ajedrez?

¿Qué pieza te gustaría ser y por qué?

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s